Terça-feira, 7 de Maio de 2013

Julio Ramón Ribeyro e a arte do conto...

Juan Ramón Ribeyro

 

Cuentos Completos

 

(1952-1994)

 

Alfaguara

 

Prólogo de Alfredo Bryce Echenique
 
 

El cuerpo central terminaba en una puerta alta y cuadrangular, sempre com llave, nunca supimos qué contuvo, tal vez esos papeles y fotos que uno arrastra desde la juventud y que nno destruye por el temor de perder parte de una vida que, en realidade, ya está perdida. (…)

(“El ropero, los viejos y la muerte”, El próximo mes me nivelo, p. 402)

 

                            

Pero la soledad tenía muchos rostros. Él había conocido unicamente la soledad literária, aquella de la que hablaban poetas y filósofos, sobre la cual había dictado cursillos en la universidade y escrito incluso un lindo artigo que mereció la congratulación de sua colega, el doctor Carcopino. Pero la soledad real era outra cosa. Ahora la vivía y se daba cuenta cómo crecía el espácio y se dilataba el tiempo cuando uno se hallaba abandonado a su próprio transcurrir en un lugar que, aunque no fuese grande, se volvía insondable, porque ninguna voz respondia a la suya ni ningún ser refractaba su existência. (…)

Conducía distraído, extraviado, por calles arboladas y lóbregas, donde ya no se veía a nadie y sin ver tampoco a nadie, pues en espíritu estaba su biblioteca, siete mil volúmenes lo rodeabanm del brazo de Jenofonte o de Tucídides recorria reinados, guerras, coronaciones y desastres. Y odiaba haber cedido a esa tentación banal esa excursión por los extramuros de la serenidade, olvidando que hacía años había elegido una forma de vivir, la lectura de viejos manuales, la traducción paciente de textos homéricos y el propósito ilusório pero tenaz de proponer una imagen antigua, probablemente escéptica, pero harmoniosa y soportable de la vida terrenal.

(“Terra incógnita”, Silvio en El Rosedal, p.409 e p. 412)

 

 

(…) Allí no quedaba nada, sino polvo del saber. La codiaciada biblioteca no era más que un montón de basura. Cada incunabele había sido roído, corroído por el abandono, el tiempo, la incúria, la ingratitud, el desuso. Los ojos que interpretaron esos signos hacá años además que estaban enterrados, nadie tomó el relevo y en consecuencia lo que fue en una época fuente de luz y de plácer era ahora excremento, caducidade. (…)

(“El polvo del saber”, Silvio en El Rosedal, p.421)

 

 

Su vida, en una palabra, estaba definitivamente trazada. No esperaba de ella ninguna sorpresa. Sabía que dientro de diez o veinte años tendría que morirse y solo además, como había vivido solo desde que desapareció su madre. Y gozaba de esos años póstumos com la conciencia tranquila: había ganado honestamente su vida- sellando documentos durante un cuarto de siglo en el Ministerio de Hacienda-, había evitado todos los problemas relativos al amor, el matrimonio, la paternidade, no conocía el ódio ni la envidia ni la ambición ni la indigência y, como a menudo pensaba, su verdadeira sabiduría había consistido en haber consucido su existência por los senderos de la modéstia, la moderación y la mediocridade.

 (“Tristes querelas en la vieja quinta”, Silvio en El Rosedal, p.422)

  

 

 

La vida no podía ser esa cosa que se nos imponía y que uno asumía como un arriendo, sin protestar. Pero qué podía ser? En vano miró a su alrededor, buscando un indicio. Todo seguia en su lugar. Y sin embargo debía haber una contraseña, algo que permitiera quebrar la barrera de la rutina y la indolência y aceder al fin al conocimiento, a la verdadeira realidade. Efímera inquietude! Terminó de afeitarse tranquilamente y encontro su tez fresca, a pesar de los años, si biene n el fondo de sus ojos creyó notar una lucecita inquieta, implorante.

(“Silvio en El Rosedal”, Silvio en El Rosedal, p.489)

 

 

publicado por C. às 20:04
link do post | comentar | favorito
|

.pesquisar

.arquivos

. Agosto 2017

. Julho 2017

. Junho 2017

. Abril 2017

. Março 2017

. Fevereiro 2017

. Janeiro 2017

. Setembro 2016

. Agosto 2016

. Julho 2016

. Fevereiro 2016

. Janeiro 2016

. Dezembro 2015

. Novembro 2015

. Outubro 2015

. Agosto 2015

. Julho 2015

. Abril 2015

. Março 2015

. Fevereiro 2015

. Janeiro 2015

. Outubro 2014

. Agosto 2014

. Julho 2014

. Junho 2014

. Abril 2014

. Março 2014

. Fevereiro 2014

. Janeiro 2014

. Dezembro 2013

. Novembro 2013

. Outubro 2013

. Setembro 2013

. Agosto 2013

. Julho 2013

. Junho 2013

. Maio 2013

. Abril 2013

. Março 2013

. Fevereiro 2013

. Janeiro 2013

. Dezembro 2012

. Novembro 2012

. Outubro 2012

. Setembro 2012

. Agosto 2012

. Julho 2012

. Junho 2012

.tags

. todas as tags

.links

blogs SAPO

.subscrever feeds